miércoles, marzo 09, 2005

¿Qué tiene que ver un vaso de Duralex con Carolina Ferre?

Lo siento, pero no puedo más. ¿Por qué Telecinco me hace sufrir? ¿Por qué la hacen sufrir también a ella? ¿Qué mente enferma mantiene esas transiciones en las que se ve a las estrellas de Telecinco haciendo tonterías del estilo de Jesús Vázquez metiéndose en el mismo suéter que Emma García? ¿Qué programador de continuidad mantiene a Carolina Ferre entre estas? ¿Quién es el responsable de que siga riéndose sobre un carrito del carrefour cuando ya, para desgracia de la humanidad, no la vemos presentando un programa de televisión? ¡Por qué! No me molesta que mantengan a Mustafá (aquel amigo de Guille Serrano que ha desaparecido de la serie) dándose almohadazos con los otros niños de Los Serrano, pero lo de Carolina me rompe el alma en mil cachitos, como los vasos de Duralex que acaban por romperse con los años, y que lo hacen partiéndose en millones de trozos; esos mismos vasos que anunciaban como irrompibles, pero, como mi corazón, cuando se rompen, lo hacen con todas las ganas del mundo.

No se ceben, señores de Telecinco. Dejen en paz a Carolina.


pobrecita

Lo siento, hay días que no sé que desayuno y me da por la señorita Ferre. Tengo amigos que desayunan otras cosas y les da por Eva Hache. No sé, serán cosas de los Corn Flakes.

1 Comments:

At 8:42 p. m., Anonymous Anónimo said...

Pues no sé si será cosa del desayuno, los Corn Flakes o la marca del papel higiénico, pero sí que es verdad que hay cosas que le distorsionan a uno la perspectiva.
Sin ir más lejos conozco el caso de un chaval que asegura tener dificultades para diferenciar las siluetas de Scarlett Johanson y Cristina Almeida. No me cabe la menor duda de que las monturas de sus gafas deben cargar sendos culos de vasos Duralex.

Apoyo tu idea de deshacerse de la Ferre y su carrito, más que nada por una cuestion de decoro. Pero bien mirado... si no es necesario presentar un programa para salir en las transiciones de telecinco... ¿por qué no sustituir a la Ferre por Scarlett Johanson? (aunque alguno la considere al límite de la obesidad mórbida) o mejor aún... ¿por Eva hache?

De todos modos, prefiero los resíduos ectoplásmicos de presentadoras desaparecidas de Telecinco a la gimnasia hipersonriente de los chavales de UPA de Antena 3. Aunque para gustos, colores.

 

Publicar un comentario

<< Home