miércoles, abril 13, 2005

Las bengalas que lanza Otero

Ayer mientras unos aficionados italianos del Inter de Milán repartían bengalas entre los jugadores del Milan, Julia Otero repartía eufemismos entre la audiencia.

¡La barbacoa! ¡La barbacoa!

Por un lado, Michel, no se cortaba un pelo al criticar a los aficionados del Inter por no haberlo invitado a la fiesta; por el otro, la señora Otero mostraba en su frutal programa una de esas parejas imposibles, una de esas parejas de contrarios: Judith Mascó vs. Rossy de Palma. Adivina, adivinanza, ¿cuáles eran ayer los contrarios? Si viene Sabina, que es de izquierdas y republicano, lo conjuntan con Gallardón, de derechas y monárquico. Si viene Judith Mascó, modelo, guapa, rubia, le ponen de pareja a Rossy de Palma, (…) modelo también, pero morena. No hay que ser demasiado superficial para decir que era lo que unía y separaba a las invitadas de anoche. Es más, creo que Rossy de Palma lo tenía claro, pero una cosa es tenerlo claro, y otra es que te llamen belleza picasiana.

Rossy de Palma, la tercera por la izquierda.

¿Qué significa eso? ¿Me estás llamando deforme? ¿Crees que tengo cara de señorita de Avignon? No sé lo pensaría la chica Almodóvar del supuesto piropo, porque belleza picasiana suena muy mal. Es como si al programa de Julia Otero lo calificaran de cultural para decir que tiene poca audiencia. Las cosas como son, y Rossy de Palma está muy orgullosa de su facha y de no ser una modelo ortodoxa (estilo Judith Mascó), es fea, pero con encanto, y se ha colado en las campañas publicitarias que normalmente irían a las guapas como la señorita Mascó. Y ya está, que se deje la cultivadora de cerezos de bellezas picasianas. Además la lógica de Rossy es aplastante:

J. Otero: Lo primero que haces cuando te levantas.
R. de Palma: Despertar.

En esos momentos de lógica extrema, Michel asistía a la cancelación de la fiesta de San Siro, y decía para la historia de la televisión: “Esos aficionados son los mismos que tiraron una moto hace tiempo.”

¡En la fiesta de Blas!¡En la fiesta de Blas! Todo el mundo salía con unas cuantas copas de más.


Entre las cositas que tiran al campo los aficionados italianos y las bellezas picasianas

4 Comments:

At 3:54 p. m., Blogger Fújur Dragón Blanco said...

Y digo yo... ¿por qué me siento incómodo en aquéllas entrevistas en que el entrevistador y el entrevistado no conectan y se entregan preguntas y respuestas tontas? como si el problema fuera mío...

 
At 5:28 p. m., Anonymous H.ortiga said...

J. Otero: Lo primero que haces cuando te levantas.
R. de Palma: Despertar.
¡¡Respuesta incorrecta!! Cuando te levantas, ya has despertado... Es que la Rosssy es una listilla guay, y eso tiene un coste.

 
At 9:07 a. m., Blogger Funes said...

Se ve que Rossy tiene la capacidad para levantarse dormida. También dicen que duerme con los ojos abiertos, pero esto no está confirmado.

 
At 7:57 p. m., Anonymous Anónimo said...

Julia Otero está pasada. Quiere ser la entrevistada y no consigue conectar con la mayoría de sus invitados.

Que se vaya a casa y deje sitio a gente más joven, distinta y con más ganas

 

Publicar un comentario

<< Home