jueves, noviembre 17, 2005

Vivir en una plataforma digital

Érase una vez un pueblo llamado Clarck, sin castillos ni princesas. Por no tener, no tenían ni televisión por satélite. Un día llegaron unos hombres importantes y prometieron a los habitantes de Clarck televisión por satélite.

-Les prometemos televisión por satélite gratis-dijeron los hombres importantes.

Desde ese día, los habitantes de Clarck tuvieron acceso a 60 canales gratuitos desde sus antenas parabólicas gratis, pero ya no eran habitantes de Clarck


Habitante de Dish (Texas) tras enterarse de la buena nueva

1 Comments:

At 11:03 p. m., Anonymous Gorka said...

Esto es increible!!! a donde vamos a llegar?? Perder la identidad por unos cuantos canales de bazofia?? en fin...

 

Publicar un comentario

<< Home