lunes, enero 31, 2005

Con los Goya hemos topado

¿Quién estuvo ayer detrás de los micrófonos saltarines en los Goya? ¿Qué mano negra bajaba y subía indistintamente (no tras treinta segundos como avisó el Serrano) los micros? ¿Qué mente perversa ideó tal estupidez? Pobre Tamar Novas, un joven, tan joven que lloró por un Goya, y al que la mano negra de algún malintencionado dejó en ridículo, y lo que es peor, sin poder narrar lo que sentía.

Tamar buscando un micrófono

¿Cuánto cobró por hora el hombre o mujer que bajada los micrófonos y coartaba lágrimas? ¿Tendría Zapatero un botoncito bajo su asiento para fastidiar a los premiados? ¿El que ideó la idea de los micrófonos retráctiles sería el mismo que le diseñó el traje dorado en el que se embutió Olvido Gara (Alaska)?

¡Qué explota!

Menos mal que llegó la otra Serrana y desdiciendo a su marido en la ficción dijo que aquello era una mamarrachada, y que a ella no le bajaba el micro ni Rita. Y parece ser que el duendecillo de la gala dejo los micrófonos en paz, pero no a Bibiana Fernandez (antes conocida como Bibi Andersen), que la colocó sobre un Rocinante algo especial.

dale, Sancho, dale

Porque eso sí, algo de quijotesca si que fue la gala. Si Goya levantara la cabeza, como dijo la presidenta de la academia, sería un cinéfilo, pero también hubiera mandado a tomar por culo los micrófonos y tanta tontería.
A pesar de todo, la gala más vista de la historia. Lo que digo, algo de quijotesco si que tuvo la gala de ayer.

3 Comments:

At 11:38 a. m., Anonymous Anónimo said...

Joder con la gala de los goyas y sus premios. 14 de 15 para mar adentro. Tambien deberia haberse ganado la de pelicula extranjera ya que galicia dentro de poco tambien sera un estado libre asociado a españa y asi poder haber hecho el pleno (15 de 15). Mariconadas como si solo este año la unica pelicula fuese Mar Adentro.

 
At 10:22 p. m., Blogger Funes said...

Pues casi casi. Con los 14 se convierte en la película con más goyas de la historia, por delante de ¡Ay Carmela!

 
At 12:07 a. m., Anonymous Anónimo said...

A mi me sigue pareciendo una chorrada que los señores y señoras del cine español no entiendan que lo suyo es un espectáculo que va de saber venderse y que si las encuestas dicen que hablan mucho tienen que hablar menos.

Lo que hace falta es un realizador con cojones, como el de los Oscar, que si tiene que meter música y bajarle el micro a un don nadie en favor de la audiencia pues lo hace, pero si Gwyneth Paltrow se echa a llorar nombrando a su abuelita la deja estar los minutos que haga falta.

Claro que nosotros tampoco tenemos ninguna Gwyneth Paltrow, pero eso es otra historia...

 

Publicar un comentario

<< Home