martes, octubre 11, 2005

Quiero una tituladora para poder hablar de bragas y escabeches

Hoy lo he decidido. Le voy a pedir a los Reyes Magos una tituladora, una de esas maquinitas que juegan con la infografía de un programa de televisión titulando cosas, o poniendo declaraciones entrecomilladas del estilo de: Paco: “Llevo sin ver a mi madre 30 años”.

Una tituladora, queridos Reyes Magos, es el regalo definitivo. Cuántas cosas se podrían hacer. Además, no me vale el “no están a la venta”, porque creo que las venden en algún lugar, y si no, que me expliquen ese titular bajo el busto de Iván (La Casa de tu vida) en que se leía:

“Sandra vuelve, las bragas eran de mi madre”

Y aquí es cuando tendría que tener celos del tío que tiene su tituladora conectada a A tu lado y no pensar en las bragas de la madre de Iván. ¡Macho! Dime dónde compraste tu tituladora. Me imagino poder llenar de frases entrecomilladas los bustos catódicos de algunos. Hoy, por ejemplo, después de decidir lo que quería para Reyes, le hubiera puesto al promocional Santiago Segura, que iba de promoción, como no, a la cocina de José Andrés, un:

Segura: “Me gusta que me la pelen…, la caballa, que me pelen la caballa.”

El objeto de deseo de Santiago Segura

La verdad es que, con tituladora o no, el pobre José Andrés, otro al que le ha abandonado el aceite, que preparaba una estupenda caballa en escabeche, no le sentó nada bien que el hombre a una camisa de Torrente 3 pegado, se "la pelara" tanto su menú.

Pobre horario infantil. Pobre Caffarel, cuando pone un programa de cocina a media tarde sin violencia, sin sexo, y sin palabrotas, le viene el amiguete Segura y le dice a la audiencia, entre olores y escabeches, que le gusta que se la pelen. Mejor será que no vaya de promoción a Los Lunnis, porque entonces, si ya he conseguido mi tituladora, los entrecomillados…

1 Comments:

At 10:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 

Publicar un comentario

<< Home